Desvaneceré.

                                   
¿Donde están cuando los necesitas?
¿Donde están cuando caes al piso?
¿Donde?
Caes al piso, 
no hay nadie que ayude a levantarte.
Gritas pero no hay nadie que te escuche.
No hay nadie, estas sola en esto.
Intentas llenar tu cuerpo de fuerza para levantare, no puedes.
Intentas llorar pero no puedes.
Intentas e intentas, pero no obtienes nada.
Nada, ni una pizca de fuerza.
Ni una pizca de lágrima.
Nada.
Sigues ahí, tirada en el piso,
Sin nadie quien te levante,
Sin nadie que te escuche.
Sin nada.
Y ahí te quedas.
Sin aliento.
Sin alimento.
Hasta que dejas de preocuparte.
Gritas una última vez.
Dejas salir la debilidad.
Dejas salir lo que queda de ti.
Pero sigues ahí, 
tirada en el piso
Y yo te veo.
Te veo.
Te escucho.
Te siento.
Y te levantas sola,
¿Era yo la debilidad?
¿Era yo lo que quedaba de ti?
Te vas y me dejas sola.
Ahora es mi turno de caer al piso.
De dejar ir mi debilidad,
Dejar lo que queda de mi.
Hasta que desaparezco.                                                  
 
(7.enero.12)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.