Vuela

Quédate.
Las paredes de mi cuarto
me imploran que me quede,
no hay razón por la cual salir
a la intemperie.
Quédate.
No vayas buscándolo,
déjalo volar.
No tienes herramientas para atrapar.
No eres cazadora.
Corre.
El corazón me anima a salir,
a dejar todo detrás.
Me grita que te busque,
que te encuentre y nunca te deje ir.
Corre.
Sal sin mirar atrás
así, el llegará.
Solo tienes que esperar
en el preciso lugar.
Quédate. Corre.
Déjalo. Búscalo.
Todo da vueltas,
me ciega, me marea,  
me debilita.
Vuela.
Nunca debí decir

Vuela.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.