Regalando

Le regale mi noche a unos ojos azules, con una mirada hipnotizante,

con manos calientes. 


Le regale mi noche a susurros en el oído, a cariños en distinos idiomas,
a versos románticos.
 
Le regale mi noche a un pueblo pequeño. 
Le regale mi noche a calles empedradas,
a callejones sin salida,
a besos sin miradas, 
a besos sin sentimientos.
Le regale mi noche a unos ojos azules, pero sólo pensaba en esos ojos color chocolate que primero me conquistaron. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.