Roma

Viejo.

Todo lo que me rodeaba era
viejo. 
Tan viejo 
que era imposible creer 
que era verdadero. 
Viejo. 
Yo no me sentía vieja.
En cambio, 
cuando veía todo lo viejo
me llenaba de energía.
Todo era viejo.
Todo era tan bello.
Tan envejecido 
tan bestial.
Viejo.
Un viejo me venido un café.
Un viejo me invito a envejecer.
Un viejo me dio energía para crecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .