Mensaje de auxilio

Se porque me marcaste.
Sentiste esta necesidad
física
de que alguien te dijera
que te extrañaba.
Ella te dejo  
y lo primero que hiciste
fue pensar en mi.
¿Debo tomar eso como un cumplido?  
Tal vez
después de tantos meses
te diste cuenta que
te enamoraste de mi.
Me repetías constantemente:
que me extrañabas,
que dejara mi pelo suelto,
que morías de emoción por verme. 
Me pediste compañía esa noche.
La misma noche que pensé que
te había olvidado para siempre.
Suprimí esa noche donde
termine enojada conmigo por amarte.
Suprimí que esa noche en donde
me consideré perdida
en una cuidad que no conocía,
con alguien a quien no conocía,
bajo un efecto que no conocía.
No conocía estar enamorada
hasta que te conocí.
A veces no quiero conocerte.
Pensaste en mi.
Te había dado por perdido.
Regresaste por mi.
Pero hoy sigo sintiendo
Que sería mejor que te desaparecieras,
porque en cuanto regreses
ya no habrá nada ni nadie

que te saque de mi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.