Tontísimamente

Hoy desperté con dolor de estómago, 
ese dolor que no sabes distinguir. 
Se me subió hasta el corazón 
donde empezó a palpitar más caliente, 
mas rápido. 

Se movió por todo mi cuerpo, 

me dolía la espalda, me picaban las piernas. 
Pero sintiera lo que sintiera 
la sonrisa no se quitaba. 


Porque amanecí tonta, 
tontamente sonriendo por ti. 
Porque me encanta tu silencio, 
me fascina tu falta de romanticismo 
y me enloquece tu constante movimiento para salvarme.

Porque eres caballero de los tiempos antiguos,
cuando tiraban agua de las ventanas,
donde era mejor caminar del lado izquierdo de la banqueta para protegerme
del agua, de las carretas sin jinete, de los maleantes.

Amanecí tonta porque yo soy directa
y tu quieres decirlo con romanticismo
pero no comprendes que el romanticismo se siente en la piel.
Escurre.
El romanticismo es sentir lo mismo sin tener que tocarnos.
está en sentarse lado a lado, esperando a ver que pasa,
que dirá el otro, para encontrarse que no dice nada
y ese silencio es pleno, tan pleno como entregarnos las manos al caminar. 

Amanecí tonta porque somos dos seres independientes

que nunca podrán ser dependientes del otro.
Porque no te besé cuando mis rodillas temblaron y agaché la cara.
Porque me siento liviana, segura, tranquila. 

Amanecí tonta porque me sorprendes.

Te comprendo sin decir mucho

porque no coincidimos en todo pero nos escuchamos.
Porque agradeces que haya tomado yo la decisión,
pero dentro de ti querías ser tú el primero en tomarla.
Porque comería chocolate todo el día y tú no.
Porque no termino nada y tú si.  

Amanecí tonta porque me gustas,
porque quiero verte y repetírtelo hasta que entiendas.
Hasta que sepas que estás entrando a mi
poco a poco sin restricción alguna.


Porque te quiero.


Estoy asustada porque desperté pensando en ti.
Porque me parece casi imposible lo que estoy sintiendo.
Me gustas porque lo he decidió.
Porque aunque esto se acabara mañana te recordaré
como si nunca hubiera terminado

Amanecí tonta 
porque desperté con dolor de estómago 
por las ganas de volver a verte.


Tontísimamente sonriendo por ti. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.