Tu nombre.

Te siento caminar en mi habitación,
mi piel se contrae con el sonido de tu nombre
la tripa se me hace pequeña, dolorosa.

Recorres mi sangre sin descanso,
la sacudes, peleas con ella
para llegar a mi corazón.

Saltas al ritmo de mis pulsaciones.
abres paso al centro.
Mi centro,
excavas una profunda trinchera
para pelear al intento de un intruso.

Tu nombre.
Me hago minúscula.
Tu nombre
sin ti.

Existes.
Y tu silencio se siente en mis huesos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .