Septiembre

Una fumada de tu cigarro
fue todo lo que necesite
para enamorarme de ti.
Biatriz me decías.

El sol se dibujaba en mis cabellos,
el frío saltaba de tus manos.

Canadá en mis senos,
México en tus dedos,
Holanda en nuestros cuerpos.

Biatsiz.
Tus r’s mal pronunciadas,
tus e’s convertidas en i’s,
me gritaban que me quedara.

Descansamos de tocarnos acariciándonos
recorrías tus dedos por mi boca
me perdía en la negrura de tus ojos.


Biatsiz,
me enchinabas la piel con cada letra
no podía más que entregarme
y cuando resistí, por puro juego erótico,
te fuiste.

Ahora, cuando te extraño,
repito mi nombre mal pronunciado
esperando que vuelas a mi.

Biatsiz, Biatsiz, Biatsiz…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .