Adriático.

Hoy, tú, salado y salvaje
desatas mi vida.

Te dibujo en la espuma,
te siento en la brisa.
Me excita el sabor de la lluvia.
Me sumerjo en ella como submarino,
buscándote en cada gota.

Te imagino emergiendo de una
hacia mi, cubierto de ventosas
para succionarme completa,
ofreciéndome ostras como carnada.
¿Pero que no entiendes
que no necesito de convencerme?

Hoy, tú, hijo de ponto
me enamoras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.