Beso capitalino.

Pequeñas líneas rosadas
abrazadas por líneas opacas
recorren trece estaciones de metro
cambiando de lugar
arriba, abajo, abajo, arriba.
Sintiéndose sin parar.
Separadas por segundos, milímetros
hacen un pequeño círculo por donde
pasa el aire pesado del subterráneo
sólo para después cerrarlo por miedo a perderse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.