Obra de arte.

Parada en la esquina te veo
 perfecto
 frente a mi con tu sudadera verde
 llena de manchas de pintura,
 con los dedos de la mano
 golpeteando
 en la pared,
 inquieto,
 esperando que hubiera lugar en la cama.

Aprendí que eras un completo artista,
 el pelo recogido en un chongo alborotado,
 la barba de meses rara vez peinada
 los lentes redondos
 la risa siniestra de saber demasiado.

Siento como si nunca nos hubiéramos dejado
 Te veo claro,
 nítido,
 casi real.
 Tu olor no llega,
 empiezo a olvidarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.