Quiero ir a la playa.

Dame una hamaca y una semana,
un libro y una cerveza, 
el tiempo para acalorarme  
y para refrescarme en el mar, 
o ya de plano en una alberca, 
dame por una semana un quehacer interminable, 
dame un mal libro y una boca sedienta, 
el no pensar en nada, 
el comer manjares exquisitos,
platicar a la luz de la luna 
y dame el tiempo para quejarme de los mosquitos, 
beber a gusto y fumar sin remordimientos,
que esa misma hamaca sea mi cama y por esa semana, 
solo una semana, 
no necesite nada más en la vida.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.