Un, dos, tres…

Me miras sin emitir sonido.

Desvías tu mirada a mis manos,

intentas tomarlas pero las tuyas te traicionan.

 

Llueve…

siento las gotas llenas de plumas de ganso,

ligeras al tacto con mis párpados.

Me miras sin emitir sonido.

cuento las gotas en los cristales de mis lentes

uno, dos, tres, cuatro…

 

desvias tu mirada a mis manos

tus manos te traicionan regresando las bolsas de tu sudadera.

Siento las puntas de mis dedos arrdiendo por apretarte las manos

Tu chaleco verde y mi suéter café

abrazan las gotas llenas de plumas de ganso,

ligeras hasta el último segundo.

Llueve…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.