Ponto

Aquel que le teme al mar
corre del vaivén de la espuma
con los pies incrustados en la arena.
Se esconde de la luna
debajo de un cielo despejado.
Se escapa de los besos
con la boca abierta.
Busca refugio
en la terraza de los edificios.
Se dedica a contestar preguntas
con monosílabos.
Avienta mensajes en botella
a un lago.
Se sumerge entre la sal
sin saborearla.
Retiene su respiración
fuera del agua.
Aquel que le teme al mar
no desea otra cosa que


pertenecer a el.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s