Eres lo peor que la ha pasado a mi poesía.

Eres lo peor que la ha pasado a mi poesía.

Sigo pensado con la cabeza más que con el corazón.  Todavía puedo escribir, digo, eso tiene que decir algo. Mi fluidez poética sigue aquí. No, no me traes tan loca.

Todavía puedo hacer metáforas de tus ojos y tus pestañas y tus noches solitarias y tristes y puedo decir cursilada y media de lo que siento al verte. Puedo comparar tu cuerpo como al de un actor francés, delineado, con bella nariz y olor a quien sabe que cosa pero que me vuelve loca. Todavía en poemas puedo decir que odio lo tanto que me gustas. Porque eres contradicciones y nervios y naturalidad. Y todavía escribo de la sensualidad de esa primera noche juntos. Los poemas salen, de eso no hay duda. Pero son poemas malos de gente feliz. Y carajo, yo no escribo poemas felices.

El 1ero de agosto es el sonido que escuchamos constantemente detrás de los oídos, como un temporizador para sacar el pastel de plátano para que no se queme. Cariño, nuestro pastel tiene fecha de caducidad.  Si nos comemos después de esa fecha, se nos revolverá el estomago, nos saldrán ronchas y solo comparando otro pastel del sentimiento que traemos dentro se nos quitará todo. Pero, es que no quiero comparar mas pastel. Con este único tengo. Tengo suficiente para dejar mi cuerpo en el tuyo cada noche que nos vemos. Tengo suficiente para reírme contigo, que me duela el estomago, y que tu a besos me lo cures. Tengo suficiente para vivir esto por un rato. Y así, sin prometerte un futuro eres lo peor que le ha pasado a mi poesía. ¿Será porque pasamos horas buscándonos, pasando de historias genealógicas a besos desenfrenados.? ¿Será porque me pides perdón por todas esas niñas que me hicieron tener desconfianza de mi misma? Por qué soy hermosa y me lo repites. Me dices: cariño no, dime cosas lindas, háblame en ingles, léeme este poema. Ven. Pregúntame cosas sobre mi vida y comprende que tu concentración me encanta.

Será que eres lo peor que le ha pasado a mi poesía porque quiero que me expliques el amor según los sofistas y según el corazón que traes dentro. Quiero bailar a tu lado, haciendo el ridículo, quiero que me veas y verte. Tengo miedo de no poder recordarte. No recordar tus ojos llenos de luz, con una sonrisa llena de sol y tú ahí, desnudo con la luz reflejando en todos esos lugares precisos, mirándome. Diciéndome ay que linda te vez.

Eres lo peor que le ha pasado a mi poesía porque eres soledad. Soledad que me acompaña al tocarte como solo yo sé hacerlo. Me dices con voz clara y alta, para que no se pase de largo Cariño dime que me quieres…

Eres lo peor que le ha pasado a mi poesía porque te quiero con el cuerpo.

Te quiero con todo lo que el cuerpo da.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s