10

Llegaste con doble ombligo,
con un rídiculo sombrero naranja
y con ansias de fumarme en tu tabaco.

Te buscaba entre la gente para verte sonreír.
Luz
intermitente
reflejaba en tu cara la belleza de la partida.

Partimos en un bote al mar
en busca de simple soledad
acompañada.
Solos en el abismo de la noche,
gritando en cada latido
“Vente conmigo”.

Y la noche
Y la nube
Y la luna

Heridas compartidas
en besos amistosos
de labios divididos.

Llegaste con tus manos latosas entre mis piernas
y tus besos de buenas noches.

La costa lejana
iluminando tu cara
quizás gritando
quizás llorando

Te olvidé rápido
lanzando mi cuerpo
al negro coral.

Siento el estomago pegado con todo lo que no fuimos y seremos con alguien más.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s