Estreno de poesía- Promesa

¡Hola queridos lectores! ¿Como los trata este inicio de año? Hace unos días leía en algún lugar del internet que enero es el lunes del año pero a mi no me gusta. Enero siempre me ha gustado, me gusta sentarme a escribir en mi diario (si, algunos raros seguimos escribiendo un diario) a recapitular el año pasado. Ver que hice, que dije que iba a hacer y no hice, y bueno todo ese tipo de cosas. Escribo propósitos de año, aunque no soy nada estricta con ellos porque para marzo ya se me olvidaron, pero los escribo. Uno de ellos este año es presentarme más en micrófonos abiertos, en Slams de poesía y en general salir más a la calle a compartir mi poesía a “viva voz”.

Este enero tuve la suerte de estar viviendo en Santiago de Compostela. Una ciudad llena de poesía. Desde que llegué hace unos meses comencé a ir regularmente (hasta que los exámenes se pusieron muy intensos) a estos Micros abiertos a el Modus Vivendi un bar con mucha en la zona vieja de la ciudad.

Un poco de la onda del Modus.

A cada uno que iba me decía si, hoy, hoy me subo a compatir poesía, y pues no. ¡Pero se me quitó el miedo! Y el miércoles pasado, después de despedirme de mi mamá en Madrid, llegue a Santiago con muchas ganas de compartir. Así que me paré ahi, enfrente de muchos poetas galleos muy muy muy. buenos y dije, bueno ya, aquí va. Por surte fue con mi mejor amiga Jojis y lo grabó todo. Así que aquí les link al video y más abajo el texto. ¡Disfruten!

https://youtu.be/qaaBJfbCllw

PROMESA

Y ahí estaré

regalándote besos de madrugada,

en el desayuno,

por la tarde,

antes de comer, 

besos en la siesta,

besos sumergidos en cervezas,

besos con sabor a gripa

llenos de la fiebre que me genera tu cuerpo.

Entre beso y beso te diré 

lo mucho que te quiero

por si no te queda claro con el calor de mis labios

por si ese día no hay siesta,

ni fiesta de madrugada. 

Por si ese día solo estás por estarlo

porque es lunes, se acabó el café,

y despertaste más cansado que como te fuiste a dormir.

Te diré lo tanto que te quiero

con regalos simples, un roce de manos, 

un juego matutino de serpientes y escaleras. 

Te dejaré ser la serpiente y explorar 

cada escalón que esconda. 

Y si te cansas de jugar te daré jugo para continuar,

te diré con ambrosía lo guapo que te ves

por las mañanas, por las tardes y al revés. 

Entre beso y juego te diré

lo mucho que te siento

tan dentro, tan dentro

tan lindo, tan nuestro. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.